Los valores de Shahid

Haga click en cualquier tema a continuación para informarse cómo Shahid y nuestra campaña lo abordamos, y cómo Shahid representaría a San Francisco en el Congreso.

Desafortunadamente las corporaciones dominan nuestras políticas publicas y nosotros las personas pagamos el precio. Desde el agotamiento de los recursos ambientales hasta la aceleración del caos climático y la destrucción del hábitat, la extracción de recursos por parte de las corporaciones amenaza cada vez más el futuro de la vida humana en la Tierra.

Shahid es partidario de tomar medidas agresivas para abordar la crisis climática y apoyar el Green New Deal. Dadas las advertencias de los científicos climáticos de las Naciones Unidas, debemos pasar nuestra economía a energía 100% limpia y renovable dentro de los próximos 10 años. Para ello será necesario tomar medidas agresivas para reformar nuestra política energética, nuestra política agrícola, la política militar y también la infraestructura de vivienda y transporte.

Si bien el vehículo legislativo preciso para llevar a cabo estos cambios sigue sin formularse debido a los fracasos sostenidos y continuos de nuestros líderes políticos establecidos, Shahid está ansioso por participar en la formulación de los contornos precisos del Green New Deal (Nuevo Acuerdo Verde). También tiene como objetivo fortalecer las propuestas existentes según lo recomendado por los grupos ecologistas incluyendo organizaciones tales como Food & Water Watch, Oil Change International, Friends of the Earth y Greenpeace.

Además de promover soluciones políticas a la crisis climática mundial, nuestra campaña también ha mostrado su solidaridad con el Movimiento Sunrise, la Rebelión de Extinción y la Huelga Climática Juvenil participando en acciones directas organizadas por esas redes.

La atención médica es un derecho humano, no una mercancía. En contraste con nuestra titular, que defiende un sistema de salud con fines de lucro que se aprovecha de los enfermos y sus familias, Shahid apoyará la histórica propuesta de “Medicare para Todos” de la representante Pramila Jayapal, H.R.1384.

La atención sanitaria de pagador único será mucho más eficiente y menos costosa que nuestro inadecuado sistema de salud corporativo al aprovechar las ventajas de las economías de escala.

Medicare para todos reducirá drásticamente los costos en todo el sistema al reducir el desperdicio representado por el gasto administrativo, ampliar el acceso a la atención preventiva y permitir que el poder adquisitivo del gobierno acabe con el costo de los productos farmacéuticos corporativos.

Si bien el plan implica un aumento en los gastos del gobierno, rechazamos las reglas republicanas de Pay-Go impuestas por la Speaker Pelosi. En la medida en que permanezcan vigentes durante nuestro mandato en la Cámara de Representantes, nosotros proponemos financiar Medicare para Todos con reducciones compensadoras en el gasto militar y un impuesto sobre las transacciones de Wall Street.

Tres partes diferentes de nuestra plataforma se cruzan con personas sin hogar (situación de calle) : Medicare para Todos, beneficios del VA (Adm. De Veteranos) y subsidios de bloques de vivienda accesibles a través de HUD (Dept. de Vivienda).

En San Francisco, más del 67% de las personas sin hogar tienen una condición médica de incapacidad.  Medicare para Todos los ayudará directamente ampliando su acceso a la atención médica más allá de los costosos servicios de emergencia para incluir cuidados preventivos menos costosos. Medicare para Todos también reducirá la falta de vivienda en el futuro, porque los costos de atención médica se encuentran entre las principales causas de bancarrota y pérdida de su hogar.

El médico Seiji Hayashi escribe: “La conexión entre la vivienda y la salud es fríamente lógica. Los enfermos y personas vulnerables se quedan sin hogar, y los sin techo se vuelven más enfermos y vulnerables.” La causalidad fluye en ambos direcciones. La Asociación Estadounidense de Salud Pública explica otra razón por la que “poner fin a la falta de vivienda es un problema de salud pública…las personas sin hogar tienen un riesgo de mortalidad de 1,5 a 11,5 veces mayor que el riesgo en la población general”.

Mientras tanto, 40.000 veteranos se quedan sin hogar hoy, pero “a partir de 1,4 millones de otros veteranos…se consideran en riesgo de falta de vivienda debido a la pobreza, la falta de redes de apoyo y las pésimas condiciones de vida en viviendas atestadas o de calidad inferior.” En última instancia, casi el 10% de la población sin hogar una vez sirvió en uniforme antes de que nuestro gobierno los abandonara.

La falta de vivienda generalizada entre los veteranos no sólo es una mancha triste en la conciencia de nuestro país, sino también un reflejo revelador de las prioridades del Pentágono. Tenemos que ayudar a los veteranos que ya están sin hogar, reducir la posibilidad de que otros veteranos pierdan su vivienda y, al mismo tiempo, centrar la atención y los recursos en los servicios de salud mental para hacer frente a la epidemia de suicidios entre los veteranos.

Por último, el presupuesto para las subvenciones de bloques de desarrollo comunitario de HUD que pueden ayudar a proporcionar incentivos para que los promotores de viviendas construyan viviendas accesibles han caído casi un 80% desde su punto más alto a finales de los años 70. Nuestra crisis local de vivienda tiene una raíz federal, que pretendemos abordar en el proceso de asignación de fondos.

La privacidad es un derecho fundamental. Más allá del derecho simplemente a ser invisible, permite la libertad de expresión, en la que se basa la democracia.

A pesar de nuestro compromiso legal con la Primera Enmienda, la historia de Estados Unidos está desafortunadamente repleta de vigilancia gubernamental que reprime la disidencia.

Shahid patrocinará la legislación para exigir a las agencias policiales y de inteligencia (como la NSA, el FBI y la DEA) que obtengan una orden judicial antes de buscar o recopilar información de estadounidenses o sobre ellos.

La libertad incluye el derecho a la autonomía, siempre y cuando las acciones de uno no dañen a los demás.

Habiendo adoptado durante mucho tiempo el feminismo interseccional, Shahid será un defensor incondicional tanto de la libertad reproductiva como de la justicia. Todos los estadounidenses deben disfrutar de la oportunidad de decidir por sí mismo, cuándo, cómo y con quien forman sus familias.

El fraude, el despilfarro y el abuso corporativo invaden las adquisición de productos y servicios militares, ya hay quienes piden a gritos una supervisión más sólida del Congreso, así como una reducción del gasto militar.

Después de haber recibido los resultados de una auditoría largamente retrasada del Departamento de Defensa que asombrosamente reporta que el Pentágono ha perdido la pista de 21 billones de dólares, el Congreso debería tomar medidas para restringir su cheque en blanco que solo enriquece a los proveedores de armas mientras empobrece nuestra Nación.

En particular, Shahid trabajará para racionalizar nuestro gasto militar buscando el cierre de algunas bases militares estadounidenses en países extranjeros, y poner un fin a cualquier financiamiento adicional para el fallido y fraudulento programa del F-35 Joint Strike Fighter cuyo costo asciende a $1.5 billones de dólares.

Cerrar las bases asentadas en el extranjero y poner fin a contratos corporativos fraudulentos impulsaría enormes reducciones en la emisión de carbono. El Pentágono ya ha reconocido que el cambio climático es una de nuestras mayores amenazas para la seguridad nacional.

A raíz de la estafa fiscal aprobada por el Congreso, los recortes al gasto militar serán cada vez más necesarios para asegurar—y ampliar—servicios sociales vitales, incluyendo el alivio de la deuda estudiantil, la educación en la primera infancia, los servicios médicos y psicológicos para los veteranos, y para solventar la vivienda accesible para hacer frente a la crisis de la vivienda urbana.

En el Congreso, Shahid trabajará diligentemente para promover los controles y equilibrios que desafían la corrupción corporativa en Washington.

En el Congreso, Shahid:

  • investigará, expondrá y se opondrá a cualquier intervención militar estadounidense en el extranjero, así como operaciones encubiertas que socavan intrínsecamente la fuerza diplomática de Estados Unidos y provoquen la hostilidad internacional, cualquiera sean los objetivos tácticos percibidos.
  • trabajará para limitar la contratación militar y denunciará el fraude, el despilfarro y el abuso que impregnan el sector.
  • organizará el apoyo en todo el Congreso para restringir el gasto en plataformas de armas costosas y de alta tecnología.
  • asegurará un consenso bipartidista para eliminar gradualmente las plataformas de armas obsoletas mediante la elaboración de programas que aseguren una transición justa para los trabajadores desplazados de la fabricación de armas.
  • investigará y expondrá el papel de las industrias de extracción de recursos corporativos, así como el de los fabricantes de armas, en la promoción de cualquier conflicto o intervención propuesto.
  • evitará que nuestras agencias militares y de inteligencia inventen futuras crisis de seguridad nacional que pudieron ser prevenidas, tal como la CIA ha hecho sin descanso desde que fue creada.
  • propondrá reformas largamente atrasadas a nuestro sistema de clasificación de seguridad nacional “inflado y disfuncional” para poder mejorar la transparencia y evitar que la clasificación de seguridad (tales como las designaciones “confidenciales” o “top secret”) se utilicen para evadir la rendición de cuentas por violaciones de derechos humanos.
  • seguirá abogando por la publicación pública sin redactar del informe de tortura de la CIA cuyo continua censura llevó incluso a la senadora Dianne Feinstein a denunciar una crisis constitucional.
  • apoyará a los veteranos y miembros del servicio buscando la expansión de los servicios del VA en todo el sistema médico a través de un marco de un solo pagador del tipo incorporado en H.R. 1384, introducido por la representante Pramila Jayapal     (D-WA).
  • implacablemente continuará cumpliendo con sus responsabilidades de supervisión. Incluso sin un escaño en el Congreso, ha planteado preguntas incómodas a los funcionarios ejecutivos que ningún legislador ha hecho anteriormente, e incluso se arriesgó a ser arrestado por hacerlo.

Además, nuestra campaña ha mostrado solidaridad con el movimiento de paz y justicia al tomar medidas contra el golpe de derecha en Venezuela, detener la escalada de la guerra en Siria y desafiar el apoyo de Estados Unidos al genocidio saudita en Yemen. En la primavera de 2019, fuimos parte de una acción de base en la oficina de la líder Demócrata Nancy Pelosi cuando cambió su posición, anunciando su apoyo a la histórica Resolución de Poderes de Guerra 2019 encabezada por el Representante Ro Khanna y el Sen. Bernie Sanders.

Shahid continuará el patrocinio de la Representante Pelosi del Raise the Wage Act (Ley para Aumentar el Salario) introducido por el Representante Bobby Scott (D-VA).

Shahid también abogará por el Employee Free Choice Act (Ley de Libre Elección de Empleados) para proveer a los empleados la oportunidad de formar un sindicato. Como explica incluso los gabinetes estratégicos centristas, “impedir injustamente a los trabajadores de unirse en sindicatos no solo es una violación de sus derechos humanos básicos, sino también es perjudicial para la economía y la democracia.”

Además de mantener su solidaridad con los trabajadores en las cuestiones políticas, nuestra campaña también se ha unido con los trabajadores más literalmente. Nos hemos unido a los piquetes organizados por los trabajadores de Unite Here Local 2 (Únete Aquí Local 2) en huelga contra Marriott y también con trabajadores de AFSCME Local 3299 en huelga contra la Universidad de California–SF. Además hemos apoyado trabajadores en la formación de nuevos sindicatos con el Sindicato Internacional de Estibadores y Almacenes (ILWU) en establecimientos locales incluyendo el Anchor Brewery, Anchor Bar y VCA San Francisco Veterinary Specialists (Especialistas Veterinarios).

A los trabajadores y sus familias, especialmente los nuevos estadounidenses que emigran impulsados por la violencia o la falta de oportunidades económicas en sus países de origen, se encuentran en la punta de la lanza.

Shahid defenderá la reforma migratoria alineada con la inscripción en la Estatua de la Libertad y se resistirá a las propuestas de “primero en la aplicación” que han llevado a una crisis humanitaria. En el Congreso, Shahid:

  • dará protección a los Dreamers (los estudiantes que quedaron vulnerables después de que Trump rescindió DACA)
    • luchará por un camino a la ciudadanía para sus familias
    • pondrá fin a la criminalización de la migración apoyando la derogación de las disposiciones de “entrada ilegal” de Sección 1325.

Shahid también se va a oponer a la militarización fronteriza y tratará de revertirla, no sólo en el contexto de los muros fronterizos obsoletos, sino también en las redes de vigilancia de alta tecnología, como la corrupta y autoritaria Iniciativa de Nueva Generación implementada por el FBI, que se ha extendido por todo el país mientras se presenta como iniciativa de aplicación de la ley de inmigración.

Para proteger la integridad de nuestro proceso político de amenazas como la supresión de votantes, la privación de derechos, la práctica de dibujar líneas distritales electorales para favorecer a un partido político (gerrymandering) y un régimen de financiamiento de campaña que debilita la influencia de los votantes de la clase trabajadora, Shahid propone ampliar las protecciones anti-monopolio para dar a los jueces federales una amplia autoridad legal para poder proteger la competencia y la equidad en los mercados políticos electorales.

También apoya la legislación para hacer del día de las elecciones un día festivo nacional, y aumentar la seguridad electoral al requerir papeletas (boletas electorales) marcadas a mano y auditorías que limiten el riesgo por parte de cualquier estado que busque fondos federales.

Shahid también está especialmente preocupado por la práctica ampliamente pasada por alto de los gerrymandering de prisiones, que los estados de todo el país finalmente están tomando medidas para revertir. A los efectos de asignar la representación del Congreso, las personas encarceladas deben ser contadas en función de sus domicilios, no en los sitios de su encarcelamiento involuntario. Reparar esta negación de representación privilegiará efectivamente las áreas altamente pobladas en la Cámara de los Representantes en la misma medida que los estados rurales están sobrerrepresentados en el Senado.

En el Congreso, Shahid:

  • apoyará la declaración de derechos del internet sintetizada por el Representante Ro Khanna (D-CA).
  • co-patrocinará o patrocinará legislación para revertir el marco estatutario de la vigilancia masiva articulada en la Ley USA Patriot y la Ley de Enmiendas de la Ley de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera de 2009.
  • perseguirá la responsabilidad institucional necesaria por las violaciones documentadas masivas de los derechos constitucionales.
  • apoyará las voces de los denunciantes y buscará oportunidades para presentar sus descubrimientos al Congreso y al público.
  • resistirá los esfuerzos de establecer legislación débil con respeto a las protecciones de privacidad de datos de consumidor. En lugar de eso, Shahid permitirá que los estados experimenten y inicien una carrera hacia la cima entre estados que competirán para tener las leyes más fuertes de protección de privacidad.
  • co-patrocinará legislación para restaurar Sección 230 de la Ley de Decencia de Comunicaciones (un elemento clave legal del internet contemporáneo) derogando SESTA y FOSTA, que han fomentado la censura en las plataformas del web y han puesto en riesgo las vidas de los usuarios vulnerables del internet, especialmente los trabajadores sexuales.

A pesar de la legalización del cannabis aquí en California a nivel estatal, la prohibición continúa a nivel federal, alimentando una guerra fallida y racista contra las drogas y un complejo de esclavitud/prisión industrializada.

Shahid se compromete a poner fin a la guerra contra las drogas y también a apoyar a las comunidades para que se curen de sus efectos racistas. Nuestra campaña ha desarrollado una plataforma detallada para reformar nuestro sistema de injusticia penal y promover los derechos civiles:

  1. Prohibir la elaboración de perfiles por parte de las fuerzas del orden y de las agencias de inteligencia basadas en la raza, la religión u origen de nacimiento, mediante la promulgación de la Ley de Elaboración de Perfiles Raciales y Religiosos Finales (H.R.1498).
  2. Limitar la transferencia de armas militares a los departamentos de policía estatales y locales mediante la aprobación de la Ley de Dejar de Militarizar la Policía de 2015 (H.R.1232).
  3. Remover el cannabis de la Ley de Sustancias Controladas y poner fin a la fallida guerra contra las drogas. Modificar aún más la Ley de Sustancias Controladas para reducir las penas mínimas obligatorias mediante la aprobación por la Ley de Reforma y Correcciones de Sentencias del 2015 (S.2123).
  4. Abolir el decomiso de activos civiles (que la Corte Suprema limitó recientemente, reconociendo que existe una marcada tendencia al abuso) y la práctica relacionada a la adopción federal. Esas prácticas permiten a las fuerzas del orden apoderarse del dinero y la propiedad de las personas acusadas de delitos, incluso si nunca recibieron condenas.
  5. Restringir el uso de la fuerza mortal por parte de agentes policiales. El uso extremo de la fuerza que deriva en la muerte sólo podrá ejecutarse cuando sea objetivamente necesario como un modo de prevenir lesiones corporales inminentes o peligro de muerte del agente, no cuando sea potencialmente razonable como sucede actualmente.
  6. Financiar y desarrollar un registro nacional que inscriba a los agentes de policía que han sido sancionados con el despedido por un organismo encargado de hacer cumplir la ley, o que han estado involucrados en incidentes que provocan quejas ciudadanas por uso excesivo de la fuerza, para evitar que sean empleados en otra localidad. El uso de fuerza mortal contra un ciudadano sin armas debe ser fundamento suficiente para impedir que un policía sea empleado por una agencia de aplicación de la ley que recibe fondos federales.
  7. Prohibir la fianza de dinero, multas obligatorias y otras barreras que perjudiquen a los acusados de bajos ingresos de poder tener acceso a la justicia. Prohibir el uso de antecedentes penales del pasado del peticionante para determinar la elegibilidad para obtener servicios tales como vivienda, educación, licencias, votación, préstamos y empleo.
  8. Desmilitarizar nuestras fronteras, desmantelar los programas de vigilancia biométrica integrados en las iniciativas de aplicación para inmigrantes que solicitan permisos migratorios y proporcionar un camino a la ciudadanía viable para los trabajadores indocumentados y sus familias.
  9. Asegurar que cualquier legislación o esquema de extracción de recursos que afecte los derechos de los pueblos indígenas se adopte en consulta con ellos y sólo con su consentimiento expresado libremente, previo e informado.
  10. Vincular la financiación de las fuerzas del orden del estado a una serie de reformas, que incluyan consecuencias más estrictas para el uso excesivo de la fuerza, capacitación ampliada que incentive la reducción de la intensidad del uso de la fuerza excesiva, así como el requisito de que los médicos de salud mental acompañen a los oficiales que responden a casos de crisis relacionadas con la salud mental.
  11. Enmendará la Ley de Apropiaciones Consolidadas de 2018 para poner fin al apoyo mandado de los departamentos de policía y hará explícito que la prevención de crimen basada en la comunidad (justicia restaurativa) y estrategias de seguridad a largo plazo (p. ej. empleo, vivienda, salud mental y programas de tratamiento de abuso de sustancias) puedan ser elegibles para el programa de Byrne Memorial Justice Assistance Grant (JAG).
  12. Promoverá justicia comunitaria, restaurativa y educativa además de programas de empleo que se han demostrado que mejoren la seguridad comunitaria y creen oportunidades para los jóvenes y adultos en riesgo, redistribuyendo una porción de los fondos anualmente proporcionados a las agencias estatales y locales de la aplicación de la ley y vinculando los subsidios federales a la adopción por parte de estados de leyes que reasignen fondos actualmente utilizados para policías en escuelas hasta programas de justicia restaurativa, consejeros de trauma y centros de salud para estudiantes.
  13. Proveerá incentivos para estados para ofrecer oportunidades extraescolares para jóvenes, que incluyan lugares seguros para estar en la noche, además de centros para deportes, danza, arte y actividades culturales.
  14. Enmendará la Ley de Justicia Infantil y Prevención de Delincuencia para reemplazar la encarcelación de jóvenes acusados de crímenes federales con programas eficaces de desvío y justicia restaurativa, que hará que se responsabilice los jóvenes  y les proveerá lo que necesiten para sobrevivir y desarrollarse.
  15. Fomentará juntas independientes de supervisión civil equipadas con el poder de emitir citaciones administrativas e imponer sanciones por mala conducta policial.
  16. Establecerá programas de desvío para individuos acusados de ofensas de drogas (antes y después de ser acusado), que seguirá el modelo del programa LEAD en Seattle y el Programa de Alternativos de Condena (Conviction Alternatives Program) de la corte federal en San Francisco, ofreciendo tratamiento, educación y capacitación en habilidades laborales.
  17. Prohibirá el uso de la incomunicación para jóvenes detenidos en el sistema federal al aprobar la Ley de Mantener Dignidad y Eliminar el Confinamiento Innecesario de Jóvenes (MERCY Act) (S.329) y sustancialmente reducirá la práctica de incomunicación y otras formas de vivienda restrictiva para adultos en detención federal.